divendres, 3 d’abril de 2015

Cementiri de Comillas , Cantabria

El cementerio de Comillas es el camposanto de la localidad cántabra de Comillas. Su fachada es, desde 1983, Bien de Interés Cultural de Cantabria.
El cementerio es propiedad parroquial y no tiene, como tal, un horario de visitas, pero permanece abierto casi todo el día y la entrada es libre





                                                                 nichos del cementerio
En su interior se encuentra la iglesia parroquial que data del siglo XV y llaman la atención las numerosas ruinas góticas y sobre todo la figura del ángel exterminador realizada por el escultor Llimona Bruguera
.Cuando entras en el cementerio, lo primero que te llama la atención es la vista sobre el mar cantábrico, después solo puedes fijarte en cómo se ha ido construyendo el cementerio con sus nichos aprovechando los restos de las fachadas y arcos de la antigua iglesia


                                    Escultura del panteón familiar de D. Joaquín del Piélago



Lluís Domènech se encargó de levantar unos muros de mampostería para proteger las ruinas de su interior debido a la gran belleza de las mismas, la fachada del cementerio de Comillas hoy en día es Bien de Interés Cultural, uno de los puntos fuertes de la fachada son sus pináculos que hoy en día podemos ver bastante erosionados por el salitre.

El Cementerio conserva las ruinas de la iglesia parroquial del siglo XV sobre la que se construyó el resto del cementerio.


Luis Doménech y Montaner proyectara la reforma del cementerio integrando la las ruinas de la antigua ermita gótica en su estructura y proyectando una nueva cerca plagada de elementos pintorescos (pináculos ,cruces patadas ,arco de acceso)
Además Domench proyecta, para el cementerio, el panteón de familiar de D. Joaquín del Piélago, con la lapida sobre la ola retorcida por el latiguillo modernista.de Jose LLimona (1894-1985),
Los mausoleos, como ya se ha dicho, han sido diseñados por Domènech i Montaner, y esculpidos por Llimona. De entre todos ellos, el más destacado es el perteneciente a la familia Piélagos. Aunque sin lugar a dudas la figura más representativa del cementerio es el “Ángel Exterminador” de Llimona, por todo el recinto hay un gran número de esculturas de ángeles y otros motivos religiosos
El acceso se realiza por el elemento en sí del cementerio que fue declarado BIC, una fachada monumental que está cubierta por un arco de medio punto redondo, ubicado bajo un tejado de dos aguas. Bajo el mismo, se halla la puerta de entrada, de hierro forjado. El camposanto está delimitado por un muro de piedra, que está rematado por todo tipo de pináculos decorados con cruces. Estos siguen los desniveles del promontorio en el que se ubica el cementerio.

 Rematado por la magnifica obra escultórica de El Ángel exterminador de Joseph Llimona, dominando las ruinas del viejo monasterio gótico, representa uno de los más bellos detalles del paisaje de Comillas