divendres, 9 de gener de 2009

GAZA, PALESTINA



Estimado/a representante del Parlamento Europeo:
Me dirijo a Vd., como ciudadano/a de la UE, consternado/a e indignado/a por los acontecimientos que están sucediendo en la Franja de Gaza, y convencido/a de que los europeos somos responsables, en buena parte, de lo que allí sucede al haber fracasado en imponer el respeto a la legalidad internacional y a las resoluciones de la ONU.
Sé que el Parlamento aplazó el pasado 4 de Diciembre la votación en la que se decidía la ampliación y mejora del Acuerdo de Asociación UE-Israel. Le estoy agradecido/a, aunque la Comisión no esperó tanto y el día 8 hizo todo lo contrario sin vincularse a la decisión del parlamento europeo, un déficit democrático que resta aun más credibilidad a la institución.
Hoy Israel se siente respaldado para la masacre que está causando, burlándose una vez más de convenciones y acuerdos internacionales de Derechos Humanos y de la ley Humanitaria Internacional.
Hagan algo inmediatamente, se lo ruego y para esto les pagamos.
Somos muchos los ciudadanos y ciudadanas que exigimos que así sea, que queremos que nuestras opiniones y nuestros impuestos sean invertidos con la debida coherencia por nuestros legítimos representantes, entre ellos Vd. Necesitamos que se adopten las medidas necesarias para ayudar de forma efectiva a poner fin a esta impunidad vergonzosa. Europa tiene que dejar de aplicar el doble rasero para que podamos creer en nuestras instituciones y en nuestros representantes. Por favor háganlo de verdad y dense prisa. La muerte en Gaza no espera. ¿Cuántas víctimas más son necesarias para que reacionen? Póngase del lado que debe estar que no es otro que el de la justicia y el derecho internacional y exija que se apliquen con rigor todas las medidas y sanciones diplomáticas y económicas que le competen en contra de Israel, según estipula la Carta de la ONU, la IV Convención de Ginebra y todas las resoluciones del Consejo de Seguridad referidas a la cuestión palestina. Piense que la suerte de más de un millón y medio de seres humanos está en buena parte a merced de lo que los europeos seamos capaces de hacer y no podemos mirar estos crímenes con complacencia. Ya es suficiente.
Si permanecemos pasivos, impávidos y sin respuestas frente a tanta ignominia, si continuamos siendo complacientes, no le quepa la menor duda que estaremos colaborando con la limpieza étnica del pueblo palestino, con los castigos colectivos y con todo el cúmulo de crímenes e injusticias que la ocupación militar israelí perpetra contra la población civil palestina.
Como ciudadano/a europeo/a y por la responsabilidad que me afecta, se lo pido y exijo.
Agradeciendo la atención que me ha dispensado al leer este mensaje, reciba un saludo cordial.
Atentamente
marta farreras

PARLAMENTARIOS EN EUROPA
barcelonaantonio.masiphidalgo@europarl.europa.eu
miguelangel.martinez@europarl.europa.eu
;florencio.luqueaguilar@europarl.europa.eu
antonio.lopezisturiz@europarl.europa.eu
carlos.iturgaizangulo@europarl.europa.eu
mikel.irujoamezaga@europarl.europa.eu
david.hammersteinmintz@europarl.europa.eu
ignasi.guardans@europarl.europa.eu
marti.grauisegu@europarl.europa.eu
luis.degrandespascual@europarl.europa.eu
salvador.garrigapolledo@europarl.europa.eu
vicentemiguel.garcesramon@europarl.europa.eu
gerardo.galeote@europarl.europa.eu
juan.frailecanton@europarl.europa.eu
fernando.fernandezmartin@europarl.europa.eu
alejandro.cercas@europarl.europa.eu
carlos.carnerogonzalez@europarl.europa.eu
josep.borrellfontelles@europarl.europa.eu
enrique.baroncrespo@europarl.europ