diumenge, 13 d’octubre de 2013

ENTREVISTA A LA ESCRITORA MAIRA LANDA

ENTREVISTA A MAIRA LANDA
Por Juan Carlos Romero Mestre


1-      ¿En qué momento decidiste que querías escribir?
Siempre me gustó escribir y, sobre todo, leer. En agosto de 2004 escribí mi primer cuento cuando comencé a estudiar una Maestría en Creación Literaria  En ese instante supe que eso era lo que quería hacer el resto de mi vida.

2-      ¿Qué te aporta la escritura y la literatura, piensas que vale todo en la literatura?
Los libros son el aliento que me da vida y mi compañía en todo momento. La literatura, como todas las artes, ha estado siempre en pugna con lo establecido y contra la corriente. Es lógico que así sea porque es cómo evoluciona y se transforma. Sin embargo, en mi opinión debe haber algún apego a las normas para no crear híbridos. Y, sobre todo, respetar la estructura y las normas del idioma.

3-      ¿Qué es necesario para que una novela interese a los lectores?
Puede parecer una fórmula mágica, pero no lo es. Una novela debe estar bien escrita, bien armada, con personajes desarrollados, que logre de inmediato entusiasmar al lector. El escritor debe prepararse académicamente; tener una cultura general lo más amplia posible; ser un lector habitual; investigar para que su relato sea coherente con los sucesos y con el tiempo en que transcurre. Por supuesto,el talento es indispensable. Sin embargo, hoy se da el fenómeno de buenas novelas que no llegan adecuadamente al mercado, mientras que novelas malas reciben mucha promoción y se convierten en éxito de ventas.

4-      ¿Cuáles son tus géneros favoritos en la lectura, tus autores y quiénes te han influido más?
Es una pregunta difícil de contestar, porque es como preguntar a una madre cuál de sus hijos es el favorito. Disfruto leer buenas novelas y cuentos, tanto clásicos como contemporáneos. Me gustan mucho Maupassant, Poe, Chejov y Cortázar. De los contemporáneos Luis López Nieves, Iwasaki y Gamboa. De los cubanos Antonio Alvarez Gil, Amir Valle, Arístides Vega Chapú, y Carlos Alberto Montaner. Hay muchos más, por supuesto, que no menciono por falta de espacio.

5-      ¿A qué te dedicas cuando no escribes?
A lo largo de mi vida adulta he sido empresaria. He servido en juntas de directores de varias organizaciones sin fines de lucro. Participé en un programa de radio semanal, dedicado a la literatura. Durante casi cuatro años entrevistamos a innumerables escritores de la isla y del extranjero.

6-      ¿Cuál es tu método de escritura y anotas lo que se te ocurre?
Tan pronto se me ocurre una idea, leo o veo algo que me parece interesante para usarlo enalgún escrito, lo anoto y lo archivo en mi computadora bajo “ideas útiles”.Para escribir necesito estar sola, en silencio, sin interrupciones, no importa en qué momento del día o la noche. El escritor es algo así como un lobo estepario. Antes de comenzar a escribir ya tengo toda la historia armada mentalmente, hago un bosquejo, organizo mis notas, describo las características de cada personaje. Me siento frente a la computadora sin esperar por las musas.Sin embargo, nada está escrito en piedra. Mientras escribo, muchas cosas pueden cambiar.


7-      ¿Sí pudieses ser un libro, cuál serías?
Me gustaría ser un libro apasionante, que atrapara al lector desde la primera línea, que fuera capaz de contar una historia atractiva, que lo hiciera emocionar hasta las lágrimas, que quisiera seguir leyendo cuando terminara de leer la última página y que se acordara de mi para siempre..

8-      ¿En qué proyecto te encuentras sumergida en estos momentos?
Escribo otra novela y leo mucho para documentar mi historia.

9-      ¿Se escribe por placer o también por dinero y reconocimiento?
Un buen escritor escribe primordialmente por placer. Lo demás viene por añadidura si la obra es buena y si ha tenido la suerte de estar en el momento adecuado y en el sitio preciso.

10-  ¿Dominas los recursos de estilo, las figuras literarias o escribes con estilo propio y sigues experimentando y aprendiendo?
Recibí una instrucción de excelencia al cursar la Maestría en Creación Literaria bajo la tutela de escritores y académicos magníficos y la dirección del doctor Luis López Nieves. Además, amo y respeto mi vernáculo. Aunque de vez en cuando resulte saludable hacer algunos experimentos en la escritura, soy bastante estructurada y me gusta seguir las reglas establecidas. Para trasgredir una regla primero hay que conocerla y dominarla.

11-  Se habla de que los escritores deben cuidar y ofrecer obras depuradas utilizando recursos narrativos o encuentras bien que lo que se cuenta, se limite a contar como se cuenta en la sobremesa?
Tanta ligereza y desnudez literaria no creo que resulte en buena literatura.

12-  ¿Regalas libros en alguna ocasión?
Muchas veces.Además, mis amigos y familiares saben que lo que más agradezco es que me regalen libros.

13-  ¿Crees que la literatura cubana está de moda y que el escritor, en tanto figura pública tiene responsabilidad social?
Por las circunstancias socio políticas por las que atraviesa Cuba desde hace ya muchos años,la literatura cubana de adentro ha quedado en un marasmo por falta de comunicación efectiva con el exterior. A su vez, los que vivimos fuera de la isla hemos sido influidos por otras corrientes culturales, sociales y políticas. Hoy vemos cómo ambos grupos tratan de acercarse y de definirse como algo unitario. Eso ha despertado cierta curiosidad en los lectores. Hay que verlo que sucederá dentro de unos años.

14-  ¿Cómo te ha cambiado el mundo de la tecnología y el e-book?
En todos los órdenes el mundo va a una velocidad vertiginosa porque la tecnología está presente hasta en lo más insignificante. Es algo imparable y la industria del libro no es la excepción. El libro electrónico llegó para quedarse, aunque todavía muchos lo rechacen como si fuera una aberración. Las nuevas generaciones serán el enlace natural. En mi caso, escribo en mi computadora y aprovecho al máximo los recursos tecnológicos de hoy, aunque prefiero sostener un libro en mis manos.

15-  ¿Sentías que habías nacido con vocación literaria, cuáles son tus verdaderos orígenes en ese sentido?
Nunca soñé con ser escritora, aunque sí era y soy muy aficionada a la lectura. En mi casa abundaban los libros. Mi mamá era profesora de español, a quien debo  una excelente preparación en el dominio de mi idioma. Mi papá era profesor de matemáticas y un lector irredento, al que recuerdo con un libro en la mano. A él le debo que me enseñara lo delicioso que es leer.

16-  ¿Lamentas que tu vida literaria no se hubiera desarrollado en otro medio más propicio?
Lo único que lamento es haber empezado a escribir tan tarde. Cuándo o cómo no me parece tan importante.

17-  ¿Crees que la literatura cubana a veces tiene serios altibajos?
La situación de Cuba no ha permitido ni estimulado el desarrollo adecuado de los escritores.Cuando se escribe bajo censura y represión, no hay libertad para contar lo que se quiere.

18-  ¿Qué libros han cambiadotu vida?
Casi todos los libros que he leído han dejado algo en mí. No podría señalar uno que de verdad me hubiera cambiado la vida. La relación entre escritor y lector es tan subjetiva, que lo que gusta a una persona pudiera no gustarle a otra.

19-  El regreso, la nostalgia, el sufrimiento causado por el deseo incumplido de regresar. ¿Tienes la obsesión del regreso a tenor de los nuevos cambios?
Ojalá fuera tan fácil ese regreso que ya no es tan solo físico. Ambos grupos hemos sufrido mucho. Los de la isla han pasado lo suyo, como todos sabemos. Los de fuera hemos tenido que luchar mucho para abrirnos paso en otro país, desde cero, separados de la familia. Hemos tenido que asimilarnos y aprender a querer a esa otra tierra que de alguna manera se ha convertido también en nuestra patria. En mi caso, no sé si regresaría a vivir en Cuba. Mi vida está hecha en Puerto Rico, otra isla preciosa a la que quiero mucho. No me quedan ya muchos años para enfrentar un regreso al que tendría que adaptarme de nuevo. Los cubanos somos hoy dos países que habrá que luchar para que vuelvan a ser uno solo. Sospecho que habrán de pasar varias generaciones antes de lograrlo.

20-  ¿Has tenido que esquivarla censura en tus escritos?
¡Jamás! Vivo en un país democrático, con sus defectos y virtudes, donde podemos escribir sin temor a ser censurados o castigados. Si no fuera así, ya me habría ido a otro sitio.

21-  ¿Hay algún género más eficaz para trascribir la realidad cubana?
Todos los géneros son válidos. La literatura, por su característica íntima entre obra y lector, puede llegar de manera más efectiva.

22-  ¿Crees que la cultura cubana tiene déficit de monografías, memorias históricas que den profundidad a esta cultura? ¿Cómo se puede suplir este vacío?
Estamos ante un despertar de la cultura cubana. Si continúan los recientes intentos de apertura  por parte del régimen, se va a propiciar que haya un mayor acercamiento entre ambos grupos de escritores. A algunos les han permitido viajar al exterior para difundir su obra y  darse a conocer. Debemos reconocer la labor de algunos “buenos samaritanos” que se han propuesto ayudar a que los escritores cubanos nos conozcamos y nos apoyemos. Sobre todos, debo señalar al Dr. Manuel Alfredo Galguera, residente en Miami.

23-  ¿Sin memoria histórica no hay imaginación?
La memoria y el respeto a la historia son fundamentales. La historia, con sus muchas versiones, es una cantera de ideas para un escritor. Si no conocemos lo que antes sucedió, jamás vamos a saber dónde estamos ni hacia dónde nos dirigimos.

24-  ¿Qué objetivo persiguen tus libros?
He oído muchas veces que el objetivo principal de la literatura es entretener. Aunque concuerdo con eso, creo firmemente en que también debe educar. Mi novela Concierto para Leah transcurre entre el presente y la II Guerra Mundial, en el período del Holocausto. Muchos colegios privados y universidades la asignan como lectura obligatoria y me invitan a dar una charla a los jóvenes. Cuando hacen comentarios y me formulan preguntas, siento una gran satisfacción por el impacto que ha tenido en ellos, sobre todo porque hasta su lectura muchos no habían tenido la oportunidad de leer con profundidad sobre ese tema y hasta ignoraban que hubiera sido un evento tan terrible en la historia de la humanidad.  Al escucharlos, siento que mi novela ha cumplido también el objetivo de educar y crear conciencia.

25-  ¿Qué significado tiene para ti la ciudad donde has vivido la mayor parte del período de exilio?
Nací en La Habana, Cuba. Viví en Caracas, Venezuela desde 1961 hasta 1965, cuando me mudé a San Juan, Puerto Rico, donde todavía resido y donde nacieron mis hijas. Los puertorriqueños son generosos y hospitalarios, me han hecho sentir en casa. Puedo decir que soy “cubarriqueña”.

26-  ¿Qué mensaje deseas trasmitir a los cubanos y a sus lectores en el próximo año 2014?
Que apoyen la literatura cubana y latinoamericana para que haya una mejor difusión de nuestra obra. Ojalá que en los tiempos venideros veamos una integración total de los escritores de dentro y de fuera de Cuba, para que de verdad se pueda hablar de una literatura cubana.

Gracias por entrevistarme. Saludos.

Maira Landa
San Juan PR
CORTESÍA DE LA ESCRITORA MAIRA LANDA
 CORTESÍA DE LA ESCRITORA MAIRA LANDA