divendres, 1 de maig de 2009

Por culpa de Candela

Por culpa de Candela! es el primer libro de cuentos de Teresa Dovalpage, autora cubana actualmente afincada en Estados Unidos.

El libro se inicia precisamente con "¡Por culpa de Candela!", en el que se relatan las peripecias de dos amigas las cuales residen en Estados Unidos y que son agredidas noches y días con mensajes persistentes de Odalys, otra amiga que todavía se encuentra en Cuba y que les pide que le ayuden a salir de allí. Para conseguir traerla a Estados Unidos, envían a la Isla al novio de una de ella, Scott, para que contraiga matrimonio con Odalys y de este modo la joven pueda obtener la Green Card norteamericana.

En "¿Corruptora de menores, yo?", Teresa Dovalpage realiza una versión actual y "cubanizada" de la célebre zarzuela "La corte de faraón"; un divertido cuento erótico-festivo ambientado en Miami.

La protagonista de "Cubanoteca" María Caridad, una joven zapoteca que fue adoptada por un matrimonio cubano residente en Estados Unidos cuando era un cría, desea viajar de nuevo a México para buscar a su verdadera madre. Ella misma nos cuenta su historia mientras espera turno para poder "viajar al otro lado".

Las protagonistas de "Literatura femenina", son tres amigas que mantienen una animada tertulia en un café. Una de ellas, la narradora de la historia, les cuenta un sucedido reciente en el que están implicado el Zángano, su novio (y mantenido), a quien el apodo le viene que ni pintado.

"Si a tu ventana llega una paloma" utiliza como excusa la letra de esta canción para contar la historia de un joven habanera, que vive en Miami junto a su madre, y que le pide una y otra vez a ésta viajar a La Habana a conocer a su verdadero padre, Pedro Luis, un auténtico patriota, militar castrista y fiel al ideario comunista.

"Visa poética para Chihuahua" nos cuenta los muchos impedimentos con los que se encontró la poetisa Yadira Martínez para poder cumplir la ilusión de conocer el norte mexicano.

Erny, uno de los personajes de "Posesas de la Habana", segunda novela de Teresa Dovalpage, es el protagonista de "Vainilla y mantecado". Se trata de una hilarante carta que Emy escribe a José Lezama, el escritor más célebre y admirado de Cuba, pidiéndole consejo para escribir una narración con la que poder ganar un concurso literario de Barcelona.

En "Con Elena en la corte", Dovalpage realiza un declarado homenaje a Elena Garro. La protagonista debe interrumpir sus estudios sobre la obra de esta escritora mexicana ya que es acusada de la muerte de Fernando, el Cuban, hombre agresivo y violento que la emprende a golpes con ella en cuanto tiene ocasión.

Los protagonistas de "De cómo el espíritu de mi tía-tatarabuela se fue de Nueva York", son los componentes de una familia, que reside en la Cuba de fines del siglo XIX, formada por una madre sumisa (Doña Lolita), un padre con frío y severo (Pedro, Señor Padre), una adolescente que realiza espectaculares viajes astrales mientras duerme
(Ángeles) y su hermana (Caridad María), amante de un mulato con el que hace el amor todas las noches en las caballerizas.

En los siguientes relatos nos reencontramos con algunos de los personajes de "Muerte de un murciano en la Habana" (Maricari, Teófilo, La Mandamás, etc.), obra con la que Teresa quedó finalista en el premio Herralde de Novela. Así en "Del primer objeto de su lujuria" se nos describe la iniciación al onanismo del pequeño Teófilo con la ayuda de su abuelo Pipón. "La tarde del primer día" en cambio nos retrae de nuevo a la infancia de Teófilo y también de Maricari.
Aparecen en esta ocasión como alumnos de una escuela de primaria, durante la ceremonia de su consagración como pioneros. Ambos son víctimas de las novatadas de los más veteranos. Por último en "Adiós, San Anastasio" se nos describe los intentos de Maricari y familia por abandonar el cuchitril en el que malviven y trasladarse a otro barrio, pensando equivocadamente que su existencia va a mejorar.

La selección de relatos se completa con "El tiempo hacia atrás", divertido cuento en el que dos crías, Katiuska y Ana Masiel que se piensan inseparables descubren que no lo van a ser tanto y "La virgen se llama Juana", en el que tres extravagantes ancianas alojan a un joven extranjero, el cual sólo pretende robarles.