dissabte, 17 de juliol de 2010

MALDITO KARMA

Maldito Karma David Safie 320 páginas
Colección: Biblioteca Formentor SeiX Barral




Maldito Karma (Seix Barral) dicen que es una de las últimas novelas más divertidas que se han escrito, yo discrepo.

David Safier escribe un argumento sencillo , el de una presentadora, guapa, por supuesto, que engaña a su marido y se dedica mas a trepar en su profesión que dedicar momentos cruciales a su hija y a su familia. Tiene un accidente, muere y se reencarna en hormiga pero no es el único ser humano convertido en insecto. Debajo de la tierra se encuentra con Giacomo Casanova que como ella tratará de reencarnarse en otros animales intentando acumular buen karma; ciento quince vidas se ha reencarnado en hormiga este dandi Casanova. La protagonista es Kim, una mujer superficial que sus preocupaciones son acostarse con Daniel Kohn su contrincante en los premios que se conceden como mejor presentador/a,

El conciliar la vida laboral de una mujer con la familia es un tema muy trillado y la novela pretende tratarlo de una forma digamos original e intenta hacernos ver lo fundamental que es vivir en familia y conservarla. Maldito Karma es una fábula que pretende hacernos reflexionar sobre las prioridades de uno, sobre la toma de decisiones y sus valores pues si no cumples con los cánones de la sociedad acumulas mal karma, un libro con moralina y un final peliculero.

Libro ligero, con una prosa muy sencilla e ingenua, apto para todos los públicos y con un humor muy blanco (debo decir que nunca me han gustado las películas de Walt Disney), es una historia de humor y una exaltación de la familia. Libro que podría recomendarse a personas que busquen algo ameno y ágil; estos sí pueden disfrutar de su lectura.

El karma es una palabra muy sugerente y el fundamento viene de la religión hindú que consiste en hacer el bien porque sino haces el bien serán juzgadas sus acciones en la siguiente vida. En la novela, el concepto de Karma está, según mi punto de vista, muy mal utilizado, muy simple y banal.

Estas notas a pie de página pertenecientes a las “memorias ” de Casanova, el italiano muerto siglos atrás, son quizá sea lo mejor del libro:

En toda mi triste vida de hormiga, sólo se cruzaron en mi camino tres personas reencarnadas. La primera fue el temible Gengis Kan. Según me contó, ya arrostraba unas cuantas vidas, alguna como pulga del cerdo. Oírlo me divirtió mucho. Pero mis carcajadas le hicieron temblar de cólera: «Antes habría ordenado que te tiraran en aceite hirviendo. Pero ahora soy más pacífico.» Dicho esto, hizo un nudo gordiano con mis antenas. A partir de entonces, evité en lo posible cruzarme en el camino del «pacífico» Gengis. La segunda persona reencarnada que conocí fue una hormiga que se me presentó como Albert Einstein. Albert se tomaba su destino con paciencia y no cesaba de señalar que, por lo visto, el universo era mucho más relativo de lo que él había considerado posible. Y la tercera persona reencarnada con la que pude entablar amistad siendo un insecto fue madame Kim. El ser que cambiaría radicalmente mi lastimosa existencia.”

MARTA FARRERAS