diumenge, 29 d’agost de 2010

DUBLINESCA

Seix Barral Biblioteca breve
DUBLINESCA es un libro con muchas lecturas, un canto a Irlanda pero al mismo tiempo a Barcelona. Vila-Matas juega con la metaliteratura, con muchas referencias al Ulises de Joyce y muchos otros autores irlandeses.

A los que leímos Ulises de Joyce (yo no llegué a terminarlo) nos permite recordarlo pero el titulo de la novela “Dublinesca”, es el título de un poema de Philip Larkin (poema que Riba lee en el funeral por la era Gutenberg). Philip Larkin hizo que se reconociera su importancia como escritor al denunciar el entusiasmo político de la década de 1930 y los excesos emocionales de la poesía de la década de 1940.

No sabría clasificar el género de esta novela. Muy posiblemente es un ensayo novelado con un protagonista que es Samuel Riba, un editor barcelonés en decadencia que a través de un sueño debe celebrar el simbólico funeral por la imprenta y con unos amigos escritores visitará el 16 de junio el Dublín de Joyce, lo que actualmente se le llama el Bloomsday. Ese funeral que es el hilo conductor de la historia, DUBLINESCA, son tres capítulos Mayo, Junio y Julio, un viaje, una celebración, un desenlace.

La trama de DUBLINESCA es en resumen el funeral de la literatura. Samuel Riba, el protagonista, cierra su editorial porque se ha decantado a lo largo de su trayectoria laboral a editar ” buena literatura” y no quiere entrar en el best-seller. El editor abandona su actividad profesional y se convierte en un hirikiri (los adolescentes japoneses enganchados en el ordenador todo el día delante de la pantalla sin moverse se les llama hikikomori o hirikiri). Riba quiere ser otro y estar en otro lugar.

Samuel Riba con sus obsesiones – ¿es el alter ego de VM? – nos cuenta anécdotas como por ejemplo en la pág. 27, la referida a la Catedral de Saint Patrick en Dublín; allí en el recinto sagrado se volvió loco Antonin Artaud cuando creyó que el bastón del santo era idéntico al que llevaba él. Además como personajes secundarios están su mujer que se quiere hacer budista, sus padres y sus amigos que igualmente usan este funeral como símbolo del final de la literatura.

La novela Dublinesca no habla sólo de Joyce sino de autores irlandeses como Beckett, como Eliott, Vilém Vok Sterne, Yeats, Gracq, Auster, Gil de Biedma, O’Brien o Borges.

Leí que “Dublinesca” es un canto a la gran literatura, estoy totalmente de acuerdo. Es un libro que nos lleva a miles de libros y no sólo descubrir a otros literatos sino además a pintores, poetas que vosotros también descubriréis leyendo DUBLINESCA.

No entiendo sin embargo el porqué nos explica VM las trifulcas de Samuel Riba con los bancos/Caixes que realmente a mi me traen sin cuidado… firmas, papeles y cambio de talonario son anécdotas que no tienen la más mínima importancia.

El resumen de esta novela sería (no me tachéis de pedante) LA AUSENCIA y en ella aparece como metáfora el hombre invisible, el hombre sheru.

Metaliteratura , intertextualidad, muchas citas literarias , anécdotas y nostalgia; viaje literario desde Gutenberg hasta Google, de Joyce pasando por Beckett siempre con referencias que nos enriquecen en la lectura; frases y más frases que una cree adivinar donde las leyó antes. Apasionante este libro para los que somos malals de llibres (enfermos de los libros).

Un libro que se puede recomendar a cualquiera lector que ame la letra impresa sin ninguna dud