dilluns, 15 de març de 2010

LA CANTERA DE CEZANNE Barbara Corrado


LA CANTERA DE CEZANNE
Barbara Corrado Pope
SELLO: VíaMagna
FORMATO: Rústica 16x23
PUBLICACIÓN: 15/02/2010
GÉNERO: Intriga Histórica
ISBN: 978-84-92688-92-0
PÁGINAS: 432
Bárbara Corrado Pope nos lleva de la mano por la ciudad de Aix en Provence (Francia) con un libro, La Cantera de Cezanne , bien escrito, bien construido, prosa directa y bien elaborada; una novela ligera y brillante que, entrelaza personajes reales y hechos del pasado con la voz narradora de Bernard Martin, un juez que llega a la ciudad para sustituir en el mes de agosto al magistrado que se halla de vacaciones y le toca investigar un asesinato: el de una mujer bella, Solange Vernet, amante del geólogo Charles Westerbury, profesor de geología, haciendo la autora (creo yo) con este personaje un homenaje a Charles Lyellel, padre de la geología moderna . El juez Martin tiene en sus estanterías (entre otros) libros de Zola y El origen de las especies de Darwin; hombre culto que tiene que hacer frente a este asesinato con sospechosos como Charles Westerbury o el pintor Paul Cézanne (19 de enero de 1839 – 22 de octubre de 1906).

Será el escritor Émile Zola (París, Francia, 2 de abril de 1840 – ibídem, 29 de septiembre de 1902), amigo de Cézanne va quién tomará partido por éste en comisaria convencido de la inocencia del pintor; esto lo relaciono de alguna forma con El caso Dreyfus. En 1894, el honor de Francia se puso en juego al investigarse un caso de espionaje a favor de Alemania. Dreyfus, un capitán de ascendencia judía, fue degradado y condenado a prisión. El verdadero culpable fue absuelto. Zola tomó partido desde el diario Le Figaro y publicó su Yo acuso (J'accuse) convencido de la inocencia del capitán.

El asesinato ocurre en la montaña Sainte-Victoire el macizo calcáreo de La Provenza, la conocida Cantera de Bibémus. Este lugar lo pintó Cézanne a partir de 1897. De allí se ha extraído durante siglos la roca dorada con que se han tallado las fachadas y las fuentes de la bellísima ciudad de Aix. Las estratificaciones, los sedimentos, los diseños geométricos de las piedras en capas, inspiraron al pintor el cuadro La Cantera De Bibemus .

Otro de los personajes, más propio de una novela negra, dignos de reseñar es el del inspector Albert Franc que con su temperamento nos remite también (es mi opinión) a Balzac el cuál entabló amistad con Vidocq , héroe de Franc.

Curiosamente, el azar me lleva a hacer la reseña del libro LA CANTERA DE CEZANNE justo el día 8 de marzo pues uno de los personajes secundarios de la novela es Sibylline Beauregard, mujer del siglo XIX, ejemplo de emancipación femenina. Fue de las activistas de La Declaración de los Derechos de La Mujer y De Los Ciudadanos de 1885. La autora Bárbara Corrado Pope es también una conocida activista estadounidense a favor de la igualdad social; en menos de 400 páginas nos explica la sumisión y el abuso de la mujer en el siglo XIX.

Novela que mezcla realismo y la fantasía para ir contando verdades de la Historia, en general, y de la Historia del Arte, en particular. Libro muy recomendable: una lección de arte que une costumbrismo, ficción, historia, misterio e incluso algo de gastronomía ya que se nos describen además algunos platos típicos de la región (El magistrado come a menudo en un restaurante servido por Claire Falchetti , mujer que llegara a ser su amiga).

Es también una historia de amor torturado y violencia reprimida.

Marta Farreras
Publicado por josephb macgregor en 16:55