divendres, 21 de maig de 2010

LA MEMORIA DE AGOSTO


La memoria de agosto de
Cristina Pérez Valverde
Editorial: Arcopress / Grupo Almuzara
Fecha de publicación febrero 2010
Colección Narrativa
ISBN 9788496632615


OPINIÓN

En la primera novela de Cristina Pérez Valverde, granadina, se le nota su influencia célta y su amor por W.B. Yeats. Utiliza a personajes de la narrativa contemporanea para darlos a conocer a través de las emociones y conceptos, pero no es fácil para el lector -no fue fácil para mÍ- determinar su función.

Novela difícil de clasificar pues además de ser una historia de amor es una novela discursiva, se reflexiona sobre sÍ mismo y cita autores creando lo que se podria llamar metaliteratura, una práctica literaria moderna; también intertextualiza con diferentes obras de la literatura contemporanea.

Escribe de una manera que cuesta muy poco identificarse en las emociones de lo cotidiano, con un estilo sugerente y pendiente de los detalles. La narración es innovadora ya que la estructura de la novela no es estándar, no sigue el canón de principio, nudo y desenlace: nos guía a través de subtramas y flashbacks a los sentimientos de los personajes.

Hace referencia a la escritura automática de Georgina Yeats, la esposa del poeta, haciendo así un guiño al feminismo pues pocos escritores la mencionan. También hace un homenaje a Margaret Atwood y a la ciudad de Sevilla (curioso siendo ella de Granada); lo hace en la parte de la novela en uno de los protagonistas de la historia presenta el libro El huevo de barba azul en una librería del barrio de Santa Cruz. Tiene un final que desconcierta y crea una estructura no lineal: una historia de historias es una novela original y sensual.

Los protagonistas son Belen (filóloga en lengua inglesa como la autora) y Cesar(psicoterapeuta) aunque luego hay personajes secundarios que hacen que sea una novela coral. Su coralidad es estimulante, con tiempos que vienen y van, personajes que se cruzan, que aparecen y volvemos a encontralos; las relaciones, la interconexión de las personajes, los recuerdos... todo esto conforma la novela, son las señas de identidad de La memoria de agosto. Introduce a Jung y los escritos junguianos a través de César que ofrece una interesante explicación en una conferencia del fenómeno de sincronicidad: Tantas veces se simultanea un estado psíquico con un acontecimiento externo , en tantas ocasiones se da una sincronía entre la mente y el mundo exterior tal como lo percibimos (pag182). Me gusta encontrarme temas científicos y filosóficos, como la propuesta de los fractales y la ciencia del caos. Yo tampoco tenía ni idea de que el signo de apariencia de ocho tumbado lo había inventado el matemático inglés John Wallis en 1655 pero si sabía que coincide con la cinta de Moebius, los bucles unidos representan en física un movimiento de energías que llevan a la teoria del caos. No os asusteís, no os asusteís los que leaís la reseña pues la novela no es nada científica pero si introduce anotaciones pedagógicas como a Ilse Weinhoffer que investiga el uso de los dos hemisferios cerebrales en el procesamiento de las lenguas.

Intensa novela que empieza en 11 de agosto (día de Santa Clara) y tiene en la memoria, el agosto anterior.

"No es la consecución de lo que se anhela sino la propia lucha por alcanzar lo anhelado lo que nos hace sentir vivos" , consideraba Yeats.